T. 93 408 20 96
  
ZONA SOCIOS
nº de socio palabra clave



¿Qué son los acúfenos o tinnitus?

Un especialista en ORL explica en que consiste este síntoma, su diagnóstico y cómo tratarlo.

Pontevedra   08/03/2019    Fuente: Faro de Vigo  


¿Qué son los acúfenos o tinnitus?

¿Qué son?

 

Es la percepción de un sonido en un oído, ambos o en la cabeza sin que haya una fuente externa que lo produzca. El acúfeno es un síntoma que puede estar asociado a múltiples patologías, no sólo del oído.Desde un punto de vista práctico, el paciente percibe un ruido y lo describe de formas muy variadas (timbre, campanilla, chicharra, viento, goteo, pitido, soplido, etc). Se ha intentado asociar las características del acúfeno con diagnósticos concretos, aunque dichas características sólo son útiles en algunos casos. 

A pesar de que es un síntoma extraordinariamente frecuente que aparece a cualquier edad y sin predominio de sexo, hay que tener claro que sólo en muy pocos casos representa un verdadero problema para el paciente. Nuestro cerebro está bombardeado constantemente por multitud de estímulos que nos volverían locos si no se filtraran; dicho filtro elimina estímulos a los que no se asocia una 'carga emocional' o 'sensación de peligro o amenaza'. Un ejemplo práctico lo tenemos cuando vamos al lavabo; si alguien lo ha usado antes, durante unos segundos percibimos el mal olor, pero pronto dejamos de notarlo ya que ese estímulo se cataloga como 'neutro' y se filtra a niveles subconscientes; si, por el contrario, el olor es a gas se cataloga como 'amenaza potencial' y lo dejamos de percibir. Con el acúfeno ocurre algo similar; en muy pocos casos la causa del acúfeno constituye una amenaza vital para el paciente, pero si éste lo percibe como tal, se le asocia una 'carga emocional' y no deja de percibirse, pudiendo llegar a interferir con su trabajo, sueño y vida en general. 
 

¿Qué los causan?

 

El acúfeno no es una enfermedad en sí mismo, sino un síntoma. Sus causas son muy numerosas, tanto entre las enfermedades del oído o la vía nerviosa auditiva, como en enfermedades del organismo. También pueden ser causados no por las enfermedades, sino por los tratamientos que se dan para tratarlas. 

De entre las causas del oído más frecuentes podemos encontrar: tapones de cera, infecciones, moco, perforación de tímpano o otoesclerosis. En estos casos es probable que, junto con el acúfeno, el paciente presente disminución de su audición. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con acúfenos no tienen ninguna enfermedad en el oído que podamos detectar. 

De entre las causas generales que pueden causarlos están la hipertensión, diabetes, alteraciones del tiroides, dislipemias (colesterol/triglicéridos), entre otras muchas. Algunas actividades profesionales y/o deportivas pueden causarlos o empeorarlos, como el buceo extremo (fundamentalmente con botellas, pero también en apnea), exposición prolongada a ruidos fuertes (cazadores, militares, herreros, telares, etc), uso de auriculares a volumen extremo, etc. 

 

¿Cómo se diagnostica?

 

El primer paso del diagnóstico es la historia clínica, que nos informará sobre el tiempo de instauración, de su intensidad y de si hay síntomas acompañantes (sensación de oído lleno, hipoacusia, hiperacusia); hay que interrogar al paciente sobre la existencia de antecedentes médicos no relacionados con el oído (alteraciones de la tensión arterial, del azúcar, del tiroides, cambios recientes en alguna medicación, accidentes o traumas de columna o cervicales); también sobre antecedentes familiares de enfermedades del oído. 

El siguiente paso es realizar una otoscopia (inspección del oído externo y medio). Cuando la causa del acúfeno está en el conducto auditivo (tapón de cera) o en el oído medio (otitis media aguda, secuelas postotíticas) podemos identificarla y guiará el resto de las exploraciones. En caso de que el problema no esté en el oído o esté en el oído interno, la otoscopia será normal. 

La audiometría es una prueba importante ya que muchas de las patologías del oído que pueden causar el acúfeno, también pueden alterar la audición. El problema es que es una prueba subjetiva (el paciente debe oír e identificar el estímulo y comunicarlo al explorador) y hay pacientes que confunden sus pitidos con el estímulo. En todo caso, es una exploración que debe hacerse.Otro paso importante es la valoración del impacto del acúfeno en la calidad de vida del paciente y el estrés que éste le provoca. Para ello no hay estudios directos, por lo que aplicamos cuestionarios estandarizados y validados (ej. Tinnitus Handicap Inventory) que nos orientan sobre cómo afecta el acúfeno al paciente y cómo lo enfoca él. 

Hay que explorar específicamente la articulación temporo-mandibular, ya que su patología se asocia con frecuencia a la aparición de acúfenos. Los análisis de sangre y las pruebas radiológicas (fundamentalmente de cráneo y columna) son un complemento de las anteriores.Aunque en la inmensa mayoría de los casos la causa de los acúfenos es inocua para el paciente, en algunos no lo es, por lo que un estudio exhaustivo es necesario aunque sólo sirva para descartar esas pocas causas potencialmente peligrosas para el paciente. 
 

¿Cómo se trata?

 

El primer paso es intentar establecer la causa del trastorno, ya que su tratamiento mejorará la clínica que produce. Debemos repasar todas las medicaciones que toma el paciente habitualmente para detectar si hay alguna que podría causar o empeorar el acúfeno. Debemos tener claro que establecer la causa del acúfeno y poder eliminarla es la excepción, lo cual orienta el tratamiento no a la eliminación del acúfeno sino a disminuir el impacto que produce sobre la calidad de vida del paciente. 

Se han probado multitud de tratamientos farmacológicos, desde vasodilatadores hasta protectores metabólicos pasando por vitaminas y muchos otros. Cada uno de ellos tiene utilidad en casos concretos, pero no hay un fármaco comodín que sirva en todos los casos. En la actualidad, el tratamiento es multidisciplinar, en el que se implican profesionales como el otorrinolaringólogo, el audioprotesista e incluso el psiquiatra. Son tratamientos a largo plazo e individualizados, pero se obtiene mejoría en más de un 80% de los casos (lo cual no significa necesariamente que el acúfeno desaparezca, sino que se hace tolerable para el paciente). 





<< Volver


Sobre la ANA

La Asociación Nacional de Audioprotesistas es una organización sin ánimo de lucro, creada en 1976, con la finalidad de promocionar los aspectos profesionales, deontológicos y sociales de la profesión Audioprotesista, asó como sensibilizar a la opinión pública y las Administraciones sobre las alteraciones de las capacidades auditivas en las personas.


Últimos Tweets

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 03 may 2019
La actualización de la prestación sobre #PrótesisAuditivas no convence a las personas con #sordera - ow.ly/gTCU50tVJQg

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 17 abr 2019
Nuevos hallazgos relacionados con la #hipoacusia inducida por ruido - ow.ly/5KZ050qs3MA

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 16 abr 2019
Avances genéticos relacionados con la #PerdidaAuditiva ow.ly/gGa450qs3gV

¿alguna duda? te ayudamos


Para enviar es preciso aceptar el >> Consentimiento <<