T. 93 408 20 96
  
ZONA SOCIOS
nº de socio/a palabra clave



Un joven con hipoacusia lanza una campaña para la subvención de audífonos

Nació con sordera bilateral profunda. Ahora ha lanzado una campaña online para pedir ayudas al Gobierno: "Se acaban al cumplir 16, como si ya nos hubiéramos curado"

Madrid   29/03/2022    Fuente: Gran Madrid  



Alberto nació con hipoacusia -sordera- bilateral profunda. 26 años después quiere vengar al niño con audífonos que fue en un colegio de Fuensalida. Los padres siempre recurren a un manojo de palabras como esposas que inhabilitan al chiquillo. A Alberto le recordaban a diario que tuviera cuidado de las piezas preciosas soldadas a las orejas. "Es que los recambios son muy caros. Se me metió en la cabeza aquello. La presión de cuidar los audífonos. Eran muy pesados. En algunos centros te dan garantía pero al acabarse, tres o cuatro años después, hay que pagar 200 euros por cada recambio", explica aquel trauma.

 

Por eso, ha lanzado una campaña que pretende ampliar las ayudas económicas que ofrece el Gobierno a los pacientes que los necesitan. "La ayuda se acaba al cumplir 16 años. ¿Qué pasa", pregunta, "a los 16 años ya nos hemos curado? El Gobierno debe subvencionarlos como los libros de texto". Utiliza de lanzadera la empresa en la que trabaja. Es gestor social, "intermediario entre los comerciales y los clientes", de Audífono.es. Al llegar, en una de las primeras reuniones, le preguntaron, en calidad de sordo oficial de la oficina, qué quería. "Que el Gobierno financiara los audífonos".

 

Quiere recoger, al menos, 500.000 firmas en Change.org. Apenas alcanza las 2.500. "Hasta ahí llegamos muy rápido. Poco a poco estamos tratando de alcanzar más gente. A ver si, con suerte, alguien del Congreso lo ve y lo propone". En España hay "un millón y medio de personas sordas y sólo el 70% utiliza audífonos. Buscamos que los audífonos sean las nuevas gafas. Que la gente pueda llevarlos con naturalidad".

 

Estudia un grado de Edición y desarrollo de videojuegos en la Universidad Rey Juan Carlos de Móstoles. Se acuerda, además de aquella presión que inmovilizó al chico, del bullying que sufrió en el colegio. "Me hacían de todo. No vocalizaban a propósito. O me decían cosas como 'no está espabilado, no se entera'. La verdad es que jodía un poco". Aquello se acabó cuando uno de sus primos le explicó a los graciosos mediante la política de hechos consumados que aquello no estaba bien. "Les dio una paliza cuando los sorprendió imitándome. Desde entonces empezaron a respetarme".

 

Luego, un profesor de la universidad se negó a colocarse en la solapa el microfonillo que le ofrecía Alberto. "Es como los de la televisión. Aunque me ponga en última fila de la clase es como si lo escuchara cara a cara. Esos audífonos son un poco caros. El resto no me dio ningún problema. Él sí. Lo solucioné hablando con el coordinador del grado. Tuvo que enviar un correo electrónico explicando mi situación para que accediera a ponerse el micrófono".

 

Entrenamiento difícil

 

Las mascarillas le impiden hacer pie en las bocas de los otros. Agarrarse al filo de labios le mantiene a flote en las conversaciones. "La pandemia nos dificulta mucho las cosas. Da mucha vergüenza y mucho palo pedir que me repitan algunas cosas. Se lo toman muy mal. Utilizo la lectura labial. Estar en un supermercado o en la sala de espera del hospital es un infierno".

 

Usar audífonos requiere un entrenamiento que echa para atrás a muchos pacientes. "La adaptación no es sencilla. Escuchas por primera vez muchos sonidos que no distingues. El pitido de un coche. Las pisadas. Necesitas logopedia. Hay gente a la que le abruma y prefieren no utilizarlos. Lo respeto. Me parece muy bien. Para aquellas personas que dudan, ahí tienen mi Instagram para que me pregunten lo que sea"

 

Alberto aprovecha las redes sociales para contar su experiencia y dar algunos consejos. Mundosordo es el bareto abierto donde recoge las penas de los otros sordos. "Quiero animar a las personas a perder el respeto a los audífonos. No da vergüenza, al revés, es una facilidad".

 

Su primera ambición es conseguir las 497.500 firmas que le faltan, el primer paso para renovar el parque de oídos biónicos del país. O, al menos, hacerlo accesible a todos. "El otro día conocimos la historia de una persona que llevaba con los mismos audífonos desde los 90. Si estás un mínimo de 12 horas al día con ellos, la batería te dura un año. Imagínate cómo lo estaba pasando".





<< Volver


Sobre la ANA

La Asociación Nacional de Audioprotesistas es una organización sin ánimo de lucro, creada en 1976, con la finalidad de promocionar los aspectos profesionales, deontológicos y sociales de la profesión Audioprotesista, asó como sensibilizar a la opinión pública y las Administraciones sobre las alteraciones de las capacidades auditivas en las personas.


Últimos Tweets

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 17 may 2022
De acuerdo con un informe realizado por la OMS y Unicef, unos 2.500 millones de personas necesitan actualmente tecn… twitter.com/i/web/status/1…

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 06 may 2022
#Audioprotesistas: compartimos el siguiente artículo sobre una investigación de la Universidad Northwestern en Esta… twitter.com/i/web/status/1…

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 28 abr 2022
#Audioprotesistas: Los establecimientos sanitarios de #Audioprótesis mantienen la a obligatoriedad del uso de masca… twitter.com/i/web/status/1…

¿alguna duda? te ayudamos

ATENCIÓN SECRETARÍA ANA
De lunes a viernes: 09:00H - 13:00H
Tel. 93 408 20 96
O vía email