T. 93 408 20 96
  
ZONA SOCIOS
nº de socio/a palabra clave



El uso de los bastoncillos puede ser peligroso para los oídos

Los bastoncillos para limpiar los oídos son un clásico de buena parte de los hogares y su uso sigue estando muy extendido desde la infancia como parte de la rutina de higiene corporal. Sin embargo, este elemento que parece tan sencillo e inofensivo, puede ser más peligroso de lo que se piensa. 

Barcelona   08/01/2022    Fuente: La Vanguardia  


El uso de los bastoncillos puede ser peligroso para los oídos

En primer lugar, hay que desterrar la creencia errónea de que el cerumen es un signo de suciedad y mala higiene que hay que eliminar. Nada más lejos de la realidad. Nuestro cuerpo produce esa sustancia de una manera natural y no solo no ensucia, sino que protege.

 

La cera de los oídos es un protector a preservar

Tal y como recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), el oído es un órgano que se limpia por sí solo y no necesita una limpieza activa. De hecho, el oído externo tiene un sistema de autolimpieza muy eficaz. Está compuesto por el pabellón auricular y el conducto auditivo externo. 

 

Este último se divide a su vez en una parte interna ósea cubierta de piel y una parte externa cartilaginosa en la que hay glándulas ceruminosas, sebáceas y folículos pilosos donde se forma y se acumula el cerumen. La piel del conducto auditivo externo es única, presenta un patrón de descamación direccional, lo que provoca que la suciedad sea empujada por esas pequeñas escamas de la piel hacia el exterior.

 

El cerumen es una cobertura hidrofóbica que protege el conducto auditivo y tiene una función protectora muy importante. Evita el daño producido por agentes externos como el agua, la suciedad y los cuerpos extraños, incluidos los insectos.

Entendiendo cómo funciona nuestro pabellón auditivo, retirar sistemáticamente esa capa protectora no parece la mejor idea y mucho menos empujándola hacía el interior con instrumentos como los bastoncillos.

 

Hay personas con una tendencia a la acumulación de cera que sufren la formación de tapones. Esto puede ocurrir naturalmente o por factores externos como el uso de auriculares, de prótesis auditivas o de tapones para dormir. También puede darse a causa de lo que se conoce como oído de nadador o exostosis —que bloquea la expulsión de la cera de forma natural—. Si esto llegara a ocurrir no es necesario que los tapones sean extraídos al menos que estén causando problemas como la hipoacusia (disminución de la audición), dolor o picor de oídos, mareo o la aparición de acúfenos.

 

 

En palabras de la Dra. Adriana Pérez, otorrinolaringóloga experta en el área de laringología, voz y disfagia, "lo más recomendable es limpiar la parte externa del oído con una toalla, al salir de la ducha", aunque también advierte que "hay ocasiones en los que la propia anatomía de nuestro cuerpo impide la expulsión de la cera. En estos casos es recomendable acudir a la consulta de un especialista cada seis meses para retirar el exceso de cerumen acumulado".

 

Son varios los países que han declarado la guerra a los bastoncillos por contaminantes

 

Pero a los peligros para la salud, también se une otra cuestión: los bastoncillos son un problema ambiental, ya que la parte central de los mismos está hecha de plástico y junto a las toallitas húmedas es uno de los productos que más daño provoca al medioambiente. De hecho, son uno de los grandes contaminantes de mares y océanos.  

 

Francia propuso una ley en 2020 para prohibir para la fabricación y venta de este producto en su territorio, iniciativa a la que más adelante se sumaría el Reino Unido. La idea es reducir progresivamente la venta de estos hisopos de plástico con cabeza de algodón tan perjudiciales para el medioambiente.

 

 

Lo importante es desterrar la idea de que el cerumen hay que eliminarlo. Nuestro cuerpo es una máquina perfecta y nuestros oídos están diseñados para expulsar las sustancias de desecho de manera natural, como la cera, incluso con actividades tan cotidianas como comer, por ejemplo, ya que el movimiento de la mandíbula lo favorece.

 

Es preferible evitar introducir elementos externos en nuestro pabellón auditivo, ya que podríamos provocar lesiones graves como una perforación de tímpano, que podría conllevar la aparición de vértigos y hasta de parálisis faciales.





<< Volver


Sobre la ANA

La Asociación Nacional de Audioprotesistas es una organización sin ánimo de lucro, creada en 1976, con la finalidad de promocionar los aspectos profesionales, deontológicos y sociales de la profesión Audioprotesista, asó como sensibilizar a la opinión pública y las Administraciones sobre las alteraciones de las capacidades auditivas en las personas.


Últimos Tweets

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 30 jun 2022
#Audioprotesistas: Las ventas globales anuales de #Audífonos aumentaron en 2021, a un ritmo de crecimiento visto an… twitter.com/i/web/status/1…

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 20 jun 2022
#Audioprotesistas: el teletrabajo ha empeorado la audición de los adultos, según recoge en un estudio publicado en… twitter.com/i/web/status/1…

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 10 jun 2022
#Audioprotesistas: consulta nuestra Agenda para estar informada/o acerca de todas las Jornadas, Formaciones, Congre… twitter.com/i/web/status/1…

¿alguna duda? te ayudamos

ATENCIÓN SECRETARÍA ANA
De lunes a viernes: 09:00H - 13:00H
Tel. 93 408 20 96
O vía email