T. 93 408 20 96
  
ZONA SOCIOS
nº de socio/a palabra clave



El Panorama cambiante de las prácticas audiológicas

Raúl García-Medina analiza la situación actual de las prácticas audiológicas. Una de las principales cosas que hemos aprendido durante esta pandemia es la resistencia y la rápida adaptabilidad al cambio.

Madrid   12/04/2021    Fuente: Audio en Portada  


El Panorama cambiante de las prácticas audiológicas

Una de las principales cosas que hemos aprendido durante esta pandemia es la resistencia y la rápida adaptabilidad al cambio, especialmente en nuestros sistemas sanitarios. Las organizaciones que ven el cumplimiento como una oportunidad están en la carrera de la innovación. No solo tienen que innovar, sino que tienen que aplicar esas innovaciones a un ritmo asombrosamente rápido. La mayoría se hunde o nada, y nuestra sociedad en general está en juego, no solo en lo que respecta a la salud, sino también en lo económico.

 

El panorama comercial está cambiando una vez más. Cada vez son más los comercios que abandonan sus locales, y uno solo puede imaginarse cómo será la calle principal una vez que volvamos a la nueva normalidad.

 

El panorama sanitario también ha cambiado. Nuestro NHS [Sistema Nacional de Salud británico] se ha visto reducido a la mínima expresión y el sector sanitario privado también ha sufrido enormemente. Al igual que otros proveedores de servicios sanitarios, los audiólogos han adoptado rápidamente las tecnologías y otros avances para sobrevivir.

 

La salud digital ha impulsado el cambio de varias maneras. La forma en que nuestros pacientes acceden a nuestros servicios y la forma en que los prestamos se ha transformado, pero no se queda ahí. Estamos asistiendo a una rápida proliferación de pruebas diagnósticas a distancia, y los pacientes, con razón, están obteniendo un mayor acceso a su información sanitaria, lo que a su vez hace girar la puerta de la innovación. Esto está creando una brecha entre lo que realmente se requiere de los audiólogos para adaptar los audífonos a distancia y lo que se puede conseguir si el paciente fuera atendido en la clínica.

 

El fin de los días para el audiograma y la adaptación

 

¿Está renunciando a su oferta clínica mientras atiende a los pacientes a distancia? ¿Está invirtiendo en la ampliación de sus servicios de diagnóstico y rehabilitación, no solo desde el punto de vista audiológico, sino también en otras áreas afectadas por los déficits auditivos? ¿O está optando por una combinación de ambas cosas?

 

Sea lo que sea, los días en los que solo se realizaba un audiograma de tonos puros y se adaptaban audífonos deberían estar llegando a su fin. ¿Ha llegado el momento de repensar y revisar nuestros estándares de evaluación auditiva, la nomenclatura que utilizamos, nuestras mejores prácticas y de cuestionar si la actual prueba de referencia en audiología está anticuada (no obsoleta)?

 

¿Hay un nuevo "rey" de las pruebas?

 

Si aún no lo ha hecho, le recomiendo encarecidamente que lea los dos artículos siguientes en el número de enero de 2021 de The Hearing Journal: Kozin et al, 'Rethinking the Standard Approach to Audiometric Testing'*; y Glick & Sharma, 'The Brain on Hearing Aids: ¿Puede el tratamiento con audífonos mejorar la función neurocognitiva en la pérdida de audición relacionada con la edad? "**. Uno solo puede estar de acuerdo con Kozin et al., no solo en lo que respecta a las interaciones realizadas sobre el avance y la innovación en el espacio auditivo, sino también, aunque no es nuevo, en su alusión a la cuestionable audición normal, empleando una audiometría de tonos puros de hace unos 100 años, y cuestionando si puede seguir siendo la reina durante mucho más tiempo.

 

El artículo de Glick y Sharma, que casa bien con el de Kozin et al., también nos plantea la necesidad de mirar más allá del audiograma cuando se considera la necesidad de amplificación. Además, los autores abren la posibilidad de que un tratamiento temprano, con audífonos bien adaptados a individuos con pérdidas auditivas leves o moderadas relacionadas con la edad, podría reducir/revertir significativamente la reorganización cross-modal y mejorar significativamente el rendimiento cognitivo y de percepción del habla en el transcurso de solo seis meses.

 

Los audiólogos aprovechan el poder de la tecnología

 

Estos prometedores hallazgos tienen una importante repercusión para que el audiólogo medio considere qué servicios ofrece en sus consultas y cómo los ofrece.

 

Anecdóticamente, se refieren a audífonos "bien ajustados" al emplear como norma no solo la audiometría de tonos puros, sino las pruebas de habla en ruido durante sus evaluaciones, y el uso de mediciones con micrófono de sonda con una fórmula prescriptiva validada durante la verificación. Y esto se ha recomendado una y otra vez, pero sin mucha aceptación en la industria


 

Sin embargo, el factor más destacado aquí es cómo el uso de la electroencefalografía (EEG) como método de neuroimagen para evaluar los cambios de neuroplasticidad, y una batería de pruebas cognitivas para evaluar una variedad de dominios cognitivos, proporcionan conjuntamente una combinación completamente realizable para evaluar algunos efectos de la amplificación auditiva en la capacidad de orden superior del cerebro humano. Es un área que el audiólogo debería empezar a poseer si queremos capitalizar los estudios que relacionan la privación auditiva con la salud mental. La introducción de algoritmos en nuestras tecnologías es el primer paso que debemos dar para anticipar y mitigar las consecuencias involuntarias del tratamiento de nuestros pacientes con los dispositivos superavanzados y sus aplicaciones que ahora tenemos a nuestra disposición para tratar sus dificultades auditivas.

 

Datos que la industria podría compartir con el profesional... ¿y con el paciente?

 

¿Podrían los fabricantes de audífonos implicar a los profesionales de la audición y compartir la información relativa a la recogida de datos tanto del uso que hacen nuestros pacientes de su tecnología como de las apps que emplean, no solo para que puedan desarrollar mejores dispositivos, sino también para que nosotros mejoremos nuestros tratamientos?

 

Y esto no solo a propósito de la información sobre el número de horas que el paciente ha utilizado un dispositivo o a qué características acústicas ambientales ha estado más expuesto. Seguro que hay más cosas que se podrían compartir y que nuestros pacientes deberían conocer.





<< Volver


Sobre la ANA

La Asociación Nacional de Audioprotesistas es una organización sin ánimo de lucro, creada en 1976, con la finalidad de promocionar los aspectos profesionales, deontológicos y sociales de la profesión Audioprotesista, asó como sensibilizar a la opinión pública y las Administraciones sobre las alteraciones de las capacidades auditivas en las personas.


Últimos Tweets

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 30 jul 2021
Las personas con fibromialgia tienen más probabilidades de tener pérdida auditiva #Audioprotesistas #Audiología… twitter.com/i/web/status/1…

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 28 jul 2021
Una de las ventajas de este #ImplanteCoclear experimental puede ser el ajuste del implante en función de las ondas… twitter.com/i/web/status/1…

Audioprotesistas @ANA_Audioprotes - 06 jul 2021
La CUN ha llevado a cabo una investigación para conocer la relación entre el hidrops endolinfático con el desarroll… twitter.com/i/web/status/1…

¿alguna duda? te ayudamos

ATENCIÓN SECRETARÍA ANA
De lunes a viernes: 09:00H - 13:00H
Tel. 93 408 20 96
O vía email